FROM EDEN: Hozier

Uno de los autores que más interés suscita sin duda por el significado de su letras es este irlandés que ha saltado a la fama gracias a su vídeo-canción TAKE ME TO CHURCH . Mirando el vídeo y escuchando la letra de esta nueva canción FROM EDEN, la verdad es que he dudado bastante en analizarla, porque al menos encontraba tres historias diferentes, y poco tenían en común excepto la aparentemente obsesiva crítica de Hozier hacia la Iglesia (por aquello del dos de dos, claro). Vamos a ver la letra de la canción si os parece, y después vemos las tres interpretaciones, pues sólo en la última, tengo en cuenta el contenido visual del videoclip.
BABE, THERE IS SOMETHING TRAGIC ABOUT YOU
BABE, HAY ALGO TRÁGICO EN TORNO A TI
SOMETHING SO MAGIC ABOUT YOU
ALGO TAN MÁGICO EN TI
DON'T YOU AGREE?
¿NO ESTÁS DE ACUERDO?
BABE, THERE'S SOMETHING LONESOME ABOUT YOU
BABE, HAY UN AURA DE SOLEDAD A TU ALREDEDOR,
SOMETHING SO WHOLESOME ABOUT YOU
ALGO TAN ÍNTEGRO EN TI
GET CLOSER TO ME
ACÉRCATE A MÍ
NO TIRED SIGH, NO ROLLING EYES,
SIN SUSPIROS DE CANSANCIO, SIN OJOS ESQUIVOS,
NO IRONY, NO WHO CARES, NO VACANT STARES,
SIN IRONÍAS, SIN A-QUIÉN-LE IMPORTA, SIN MIRADAS VACÍAS,
NO TIME FOR ME
SIN TENER TIEMPO PARA MÍ
HONEY, YOU'RE FAMILIAR, LIKE MY MIRROR YEARS AGO,
HONEY, ME ERES FAMILIAR, ERES COMO EL UNA COPIA DE MÍ HACE AÑOS,
IDEALISM SITS IN PRISON
EL IDEALISMO ESTÁ ENCARCELADO
CHIVALRY FELL UPON ITS SWORD
Y LA CABALLERÍA QUEDÓ VENCIDA SOBRE SU PROPIA ESPADA
INNOCENCE DIED SCREAMING
LA INOCENCIA MURIÓ GRITANDO
HONEY, ASK ME I SHOULD KNOW
HONEY, PREGÚNTAME A MÍ (PORQUE) YO YA ME LO SÉ
I SLITHERED HERE FROM EDEN
YO LLEGUÉ HASTA AQUÍ REPTANDO DESDE EL EDÉN
JUST TO SIT OUTSIDE YOUR DOOR
SÓLO PARA SENTARME AQUÍ EN LA PUERTA DE TU CASA
BABE, THERE'S SOMETHING WRETCHED ABOUT THIS
BABE, EN TODO ESTO HAY UN PUNTO DE DESDICHA,
SOMETHING SO PRECIOUS ABOUT THIS
PERO A LA VEZ TIENE ALGO TAN PRECIADO
WHERE TO BEGIN
POR DÓNDE EMPEZAR
BABE, THERE'S SOMETHING BROKEN ABOUT THIS
BABE, HAY ALGO YA QUEBRADO EN TODO ESTO,
BUT I MIGHT BE HOPING ABOUT THIS
PERO PUEDE QUE YO MANTENGA MIS ESPERANZAS
OH, WHAT A SIN
OH, ¡QUÉ PECADO!
TO THE STRAND A PICNIC PLANNED FOR YOU AND ME
EN LA PLAYA, UN PICNIC PLANEADO PARA TI Y PARA MÍ,
A ROPE IN HAND FOR YOUR OTHER MAN TO HANG FROM A TREE
UNA CUERDA EN LA MANO PARA QUE TU OTRO HOMBRE CUELGUE DE UN ÁRBOL
 
PRIMERA INTERPRETACIÓN
Como ves, al igual que en Take me to church, el autor se dirige a una segunda persona con imágenes bíblicas (la serpiente del Edén) y animándola a que dé un salto vital que a todas luces les supone cometer un pecado. Algunos han comentado que el uso de "babe" y "honey" (por eso los he dejado sin traducir) se produce por el hecho de dirigirse a dos personas diferentes: babe, a una amante a la que quiere seducir y animar para que deje a su marido y su vida anterior, y honey, para referirse a su actual mujer, la que le lanza miradas vacías, y no-importas, pero me parece que los tiros no van por ahí, y que Hozier (la voz) ya dio ese paso tiempo atrás. Pero este camino está plagado de avisos, preludios de que las cosas, una vez torcidas, son difíciles de sacarlas del sendero que te aboca a la tragedia (tragic, wretched).
Así pues, cuando la canción dice que hay algo trágico en torno a ti, Hozier ve a una mujer que está sufriendo y no es feliz, aunque a la vez le ve la magia, de donde él podría sacar la felicidad (otra vez). Porque tus ojos delatan soledad, y no sé si podré acceder a ellos porque se te ve tan íntegra. Acércateme. Sé que de ti no saldrán suspiros de cansancio, que no me dirás que nada importa, que tu mirada estará llena de amor y que siempre habrá tiempo para mí. Y es que cuando te veo, me reconozco. Eres igual que yo hace años, cuando no era feliz (like my mirror years ago).
Si te vienes conmigo, yo te enseño la realidad de las cosas, pues lo ideal (lo impuesto, lo standard, el superyó que diría Freud) hace tiempo que murió. Los valientes fueron derrotados con sus propias armas (los que impusieron un modus vivendi lo traicionaron todos, pillados in fraganti en sus juegos de doble moral). Así que, ¿por qué no nosotros? Si yo, Satanás, el pecado, he renunciado al paraíso para esperarte en el quicio de tu puerta, aunque la tragedia amenace con cernirse sobre nosotros en cada atardecer. Sé que nuestras vidas están hechas pedacitos de cristal en la acera, pero mira cómo brillan si les pones un sol cerca. Vente conmigo. Sal de tu casa. Será el momento en que sepas que tu marido cuelga del árbol del pasado. Celebraremos su muerte recomponiendo los cristales rotos de lo que será nuestra vida.
 
SEGUNDA INTERPRETACIÓN
Dudo demasiado sobre si animarte o no a que des este paso, porque sé que tu camino está sembrado de minas. En cada percepción de tu futuro, se masca la tragedia, aunque esto a mí poco debe importarme, yo que soy el demonio, y vivo el presente, desobedeciendo las leyes y las reglas de la Biblia. ¿Quién fue Dios para decirnos a quién amar? El amor que le das a ella sólo provoca suspiros de cansancio, recorre noches de largos vacíos donde el eco te responde que lo dejes, que nada de lo que has vivido hasta ahora es real. No eres el primero, ni vas a ser el primero. Pero tienes que destapar tus secretos, o al menos dejar de fingir. Yo estoy dispuesto a esperar cuanto necesites, porque aunque sé el daño que puedo ocasionar, más bonito es lo nuestro, y al fin y al cabo, ¿cuál es el pecado por querer? La inocencia murió gritando. La inocencia murió gritando. Una vez que hagas el amor conmigo, sabrás qué es lo que quieres, y dejará de importarte el qué dirán, aunque la tragedia vaya de tu mano siempre, porque soy consciente de lo mucho que pesa el pasado a esta edad. Sal ya de ese armario, y colguemos en la cuerda las reglas sobre el cómo vivir que tu familia te impuso. Viviremos la tragedia, pero viviremos como queremos vivir: tú y yo.
 
TERCERA INTERPRETACIÓN
Para esta interpretación, te dije que necesitábamos el videoclip. No te lo pierdas.
                                   
 Apenas ha cumplido los diez años y hace tiempo que no va a la escuela. Ni falta que le hace. Cuenta fajos de dólares en un pis pas, y se sabe las tablas de multiplicar al dedillo, e incluso se le da bastante bien dividir entre tres: para mamá, para el diablo, y para él mismo, que para eso se arriesga bastante. La lengua la practica escaneando las paredes para detectar carteles que recen "warning" e intentar destruirlos antes de que nadie los vea. También ensaya teatro e interpretación, sonriéndole al diablo que lo ha sacado de casa, y con el que su madre ha emprendido una huida hacia delante que parece no tener vuelta atrás. A veces se deja llevar por algún juego en el que se tocan la punta de los dedos, y de verdad se pregunta si este señor es tan malo como él cree.
Pero reacciona rápido para no encariñarse y sigue sonriendo, obedeciendo, huyendo con ellos, y oliendo el dinero que sobre y rebosa una vida construida a fuego incendiario. Está esperando el momento exacto para cazar al que ha venido a ahorcarle, y a sembrar tierras que lo alejen de mamá. El momento llegará, tarde o temprano, porque hay algo trágico entre su Eva y el demonio, algo que no termina de funcionar, algo decrépito, casi antinatural, y al final, Adán, terminará convenciendo a Eva para que regresen al paraíso. 3:55. La traición. Si es que al final, el niño no era más que otro Edipo disfrazado de primer hombre, y fue él quien salió victorioso, pudiendo cantar en silencio aquello de "tell the devil that he can from where he came". 


Y el día V de la Alegría se celebró que Adán por fin venció a la tentación.
 
 
 
 

El beso que supo a no. LA PROMESA: Melendi

En los tiempos primitivos, dividimos los besos en tres:

El beso darwiniano:
Cuando ella se metió en la oscuridad para que sus labios fueran la arena de él y sus manos el mar de él, la testosterona que fluía de sus bocas medía la capacidad de reproducción sexual de ambos cuerpos. Quería un hijo.
 Cuando ella acarició con su lengua la lengua de él, el cerebro de ella medía la pasión de él, su amor obsesivo, su dopamina contaba en pantalla gigante todo lo que él estaba dispuesto a hacer por ella. Quería un hombre.
Cuando la lengua de ella jugaba con la de él y le escupía pasión en los ojos, ella generaba oxitocina para que él se quedara siempre, o al menos hasta que criara a los hijos que le diera.
B- El beso biológico.
Se intercambiaron saliva porque el chico prefería los besos húmedos. Era su mejor método para inflarla a testosterona y provocarle más apetito sexual, recibir de ella muestras de estrógenos que le dieran a él una idea de su grado de fertilidad. Ella se bañaba de él y su cerebro sacaba muestras de su sistema inmune, para asegurarse el tiempo.
C- El beso red.
A ella no la habían criado para vivir sin un hombre, por muy moderna que pretendiera verse frente al espejo. Ella en realidad no era más que una buscamaridos, de ésas cuyo objetivo en la vida está programado en un microchip que su madre le instaló a base de inyecciones diarias repetidas planeadas dando las cosas por hecho, te he preparado el ajuar para cuando venga un hombre bueno y con la cartera medio llena que tampoco aspires tú a mucho. Que tus manos sean ágiles para llenarle el estómago y vaciarle las partes blandas y tu misión constante y paciente para que el hombre vuelva siempre al lecho. Que lo dejes volar de vez en cuando que siempre vuelve si está cuidado y repleto. (que nadie me acuse de machismo ni nada parecido, éste fragmento es de Mimi, una de las habitantes más antiguas de este blog, y tiene su historia y su contexto, claro)
Pero afortunadamente después aprendimos a pedir muchos más, y supimos de todos los tipos.
Besos, El Canto del Loco.
                                            
Con el beso de Pablo Alborán, aprendimos que queríamos tantos como estrellas hay en el cielo. El beso.
                           
Luego llegó ELLA. La primera que hizo que el sol le tuviera miedo a la muerte, la primera que hizo luz, y no fue día, ni sol, ni Dios, ni estrella, ni astro parecido. La que volvió inseguras a las constelaciones y cambió las órbitas de trayectorias sin que se produjeran incidentes ni molestias parecidas. Ella fue la que con sus ojos les puso fruta a los árboles de los dibujitos de tercero de primaria. Ella fue la que se metió a la luna en el bolsillo y nadie la acusó de que la avaricia rompiera el saco. Porque ella se tatuó todos mis besos, y entonces los conocimos todos, todos, todos.
Y descubrimos la anatomía del beso:
Ojos color sol, Calle 13 y Silvio Rodríguez:
                            
Los abstractos, porque sientes que una mano te recorre por fin el camino hacia tu alma, y te señala suavemente con el índice, diciéndote ahí está, ahí la tienes, ésa es tu alma. Los de no quiero que te vayas ahora. Los sin prisa. Los que dan. Los que reciben. Los eternos, imborrables. Los torpes. Los olvidables. Los rápidos. Los prohibidos. Los que saben a poco, los que quieren más. Pero aquella larga lista e historia de lindezas se olvidó de uno:
 
                             
El beso que supo a no. El beso del momento 3:37, el que no obedeció a la promesa de envejecer contigo. Fue un beso que supo a no, ya no, es tarde, pero recuerda que también te quiero, y te amé. El beso que supo a no, guardaba un tequiero en el reverso. El beso que supo a no era un cd con bonus track con nuestros mejores momentos, y una advertencia en letra pequeña de que nada volvería a repetirse. El beso con el que te dijeron no estaba lleno de recuerdos imborrables y de promesas selladas que rezaban nunca ensuciaré lo que fuimos tú y yo, aunque ahora es tarde, ya no, no me busques más, quédate con lo mejor de mí porque yo voy a hacer lo mismo.
Y el beso dibujado en negativa, quién te lo iba a decir, te dejó naranjas dulces en la boca, para recordarte siempre y mirarte con pupilas que no hacen trayectoria que pase por la perspectiva del egoísmo, ni rencores, ni formulan hipótesis sobre lo que podría estar pasando y no pasa, ni comparan, ni guardan, ni esperan. Sólo recuerdan. El beso que supo a no fue un paracaídas que amortiguó tu caída a este mundo sin ella.
La alegría se hizo pues efectiva un cuarto día. Día IV de la Conmemoración de la Alegría. Veremos qué pasa cuando acabe la alegría.

PARTITION: Beyoncé

Advertencia: la mezcla de onanismo e idealismo puede resultar muy contraproducente.
El poeta idealista permanece ajeno al mundo de la calle. No sale cuando hay gente. No escucha la radio ni tiene tele. Se bebe el periódico y para la resaca de malas noticias mal contadas se toma una poesía de algún poeta clásico. Entonces a él le nacen dos. A media mañana un taxi lo lleva a la facultad. Cruza unas palabras con el chófer, y por momentos recuerda las aspiraciones mundanas que le salen del nabo a media noche. Apenas han pasado doce horas de la última: se refugió entre las sábanas para no verse, pero se encontró a sí mismo y a la gloria, aunque no la quiso mirar de frente, por si al día siguiente se la agotaba la poesía. Después huyó al cuarto de baño, tiró por el desagüe los restos de su pequeña épica mundana, y cerró los ojos para que el sueño definitivamente borrara el recuerdo de lo que pudo ser y no fue, o fue y no aceptó.
El poeta idealista habla con acento francés en público, restos inequívocos de sus estudios de Baudelaire. El poeta idealista habla inglés al impartir sus clases de Literatura Norteamericana. Y finalmente se le escapan improperios en castellano cuando a media noche, en las luchas onanistas e idealistas, siente que la cantante se le sienta encima, y por fin los bordes de su glande se estampan contra la piel adecuada, justo la que él desea, cé, yoncé.
Esta noche no voy a oponer resistencia cuando deslices tus nalgas y juegues tan de cerca e invadas mi distancia y regales a mi piel tu propio olor. Esta noche no vamos ni a esperar a llegar a casa. El chófer se dará la vuelta y tendremos que cerrar el cristal que nos dé privacidad. Esta noche vas a pasar tu terreno boscoso por delante de mi boca y no voy a contener la lengua. Esta noche voy a ser tu oyente favorito. Esta noche quiero ser tu único fan en el mundo.
CONDUCTOR, TERMINE DE LLEVARLAS A TODAS
NO QUIERO QUE VEA A YONCÉ DE RODILLAS
YA QUE TARDÉ 45 MINUTOS EN ARREGLARME.
NI SIQUIERA VAMOS A LLEGAR AL CLUB.
Y AHORA EL MAQUILLAJE SE ME CAE,
Y EL PINTALABIOS SE ME CORRE.
ÉL ESTÁ TAN CALIENTE,
SÍ, QUIERE FOLLARME,
 HA HECHO SALTAR  TODOS LOS BOTONES DE MI ROPA,
ME HA DESABROCHADO LA BLUSA,
Y ME HA PUESTO EL VESTIDO COMO EL DE MONICA LEWINSKY,
SÍ, PAPI, AHÍ, TE OLVIDASTE DE LAS TOALLITAS,
OH, CARIÑO, DEBERÍAMOS ECHAR EL FRENO,
QUE ESTUVE 45 MINUTOS ARREGLÁNDOME,
NI SIQUIERA VAMOS A LLEGAR AL CLUB,
LLÉVATELO TODO DE MÍ,
SÓLO QUIERO SER LA CHICA QUE A TI TE GUSTA,
LA CLASE DE CHICA QUE A TI TE GUSTA,
LA CHICA QUE ESTÁ AQUÍ,
CONDUCTOR, ACABA LA CARRERA CUANTO ANTES POR FAVOR,
QUE ESTOY SUDANDO POR TODAS PARTES,
Y HE VISTO FLASHES DE CÁMARAS,
HUELLAS DE MANOS Y DE PIES EN MI CRISTAL,
Y LAS HUELLAS DE CADA VEZ QUE ME AGARRAS EL CULO,
ES UN SHOW PRIVADO CON LA MÚSICA A TODA VOZ,
LE GUSTA LLAMARME PEACHES (MELOCOTONES) CUANDO NOS PONEMOS ASÍ DE CERDOS,
GOTAS DE VINO TINTO,
HÁBLAME DE TODAS ESAS GUARRADAS,
EL CHÓFER INTENTA ESCUCHARNOS Y NO CHOCARSE,
SÍ, PAPI, AHÍ, ME HAS ARAÑADO LA PIEL,
ESTÁS HACIENDO QUE ME SUDE LA CABEZA,
Y ME LLEVÓ 45 MINUTOS ARREGLARME,
NI SIQUIERA VAMOS A IR AL CLUB,
¿A TI TE GUSTA EL SEXO? EL ACTO FÍSICO, QUIERO DECIR, EL COITO, ¿TE GUSTA ESO? ¿NO ESTÁS INTERESADO EN EL SEXO?
LOS HOMBRES PIENSAN QUE A LAS FEMINISTAS NO NOS GUSTA EL SEXO... PERO ES UNA ACTIVIDAD MUY ESTIMULANTE Y NATURAL QUE A LAS MUJERES NOS ENCANTA...

 
 
 Así que Cé, Yoncé, ha metido en el taxi a todos los hombres onanistas, machos, muy machos, de los que se afeitan a machete, y los demás también, los iba a llevar a un club, nocturno, para más inri, pero no les ha dado tiempo. Al hombre le ha hecho siluetas, con rodillas en ángulos rectos, para practicarle sexo oral primero, y que derrame su semen por todo el vestido. No ha podido limpiarse, porque olvidaron las toallitas, pero ya qué más da, si hasta el taxista se ha dado cuenta, y algún que otro paparazzi los está persiguiendo. La música ha sido de lo más sensual. Le ha servido para bailarle e indicarle con flechas de deseo el camino por donde su verga debe entrar, y se ha colocado debajo de ella, visionando su culo abierto y redondo de par en par como soles radiantes. Pero antes han cumplido con un ritual de sexo sonoro en el que ella se deja llamar peaches . Se han puesto muy cerdos jugando a enseñarse terrenos, hasta que se ha dejado penetrar llenando de sensaciones el glande del hombre. El chófer apenas podía controlar el coche en el viaje a ninguna parte, porque el medio era el fin.  Yoncé ha terminado con la piel magullada, el maquillaje corrido, y el trabajo de 45 minutos tirado por el retrete de un polvo.   


                                    

 
El poeta idealista se siente extraño esta mañana. Ha sentido el color del realismo en sus pupilas agrandadas por alguna cámara indiscreta. Flash. Ha sentido el olor de la famosa impregnado en sus entrañas. Ha escuchado los dimes y diretes a escondidas, y ha salido a un mundo real con el que jamás había contado. De su masturbación de anoche le queda una jaqueca tremenda por mezclar Platón con El Marqués de Sade. No quiere desear a esa mujer más que unos diez minutos por noche. Pero se le está haciendo imposible dejar las fantasías aparcadas en las sábanas. La luz del sol al abrir la puerta del taxi por fin le aclara las ideas y vuelve a comprender que Yoncé sólo estuvo en su cerebro, y no cohabitó con él. Pero una vez que le ha pagado al taxista el dinero de la carrera, un relámpago de dudas lo ha devuelto a la oscuridad.
- Señor -interrumpe el taxista- No se preocupe por lo de anoche que seré discreto.
Y al poeta idealista que nunca se ha dejado llevar por la vergüenza y otros errores humanos,  de pronto se le desprende un enorme sonrojo del rostro.                           

ENAMÓRATE: Dvicio

Día III de la Conmemoración de la Alegría.
Para el tercer día eligieron a un grupo de Madrid que oscila entre la balada romántica (justo ahora), y la más movida (paraíso), y en este caso se fueron por la segunda vía. Enamórate lo ha tenido todo:
- Un vídeo llamativo.
- Una publicidad digamos que abundante en los 40Principales.
- Promoción desde la misma web del grupo, pues eligieron para pasar con ellos el día de San Valentín a las o ¿los? que mejor parodiasen el vídeo.
Y al menos en España, el ritmillo de la canción se ha logrado colar en casi todos sitios, aunque se le ha criticado su evidente parecido a Paraíso.
   
  Enamórate es la conmemoración del aniversario que pudo ser y no es. Para los que no olvidan fechas, el recordar supone una manera de no avanzar, de quedar anclado en el pasado, porque el simbolismo de aquella fecha que grabamos en aquel árbol escondido junto al lago supone un preguntarnos dónde están las promesas, por qué no hemos hecho lo que con nuestros ojos nos prometimos y lo que con nuestros silencios planeamos. El pasado siempre pesa, y un día, un sólo instante de optimismo desencadena las ganas de volver a empezar, de retomar el camino que un día se desdibujó entre la maleza. Y sin conocer cuál será la respuesta de la interlocutora, nos quedamos con las metáforas de lo que implicó aquel amor que pudo ser y no fue, pero que probablemente puede que se reinicie, y se olvide el espacio en blanco que ocurrió como un mal día que tuvo el ordenador, y después de unos cuantos achuchones, un buen antivirus, y un reinicio definitivo, hemos recuperado todo el software.

                              
 
Y lo que venga a partir de ahora sí que se encargará de olvidar aquel espacio en blanco que perdimos tú y yo, haciendo falso aquello de que las segundas oportunidades nunca fueron buenas. Lo mejor de la canción, desde luego, su alegría, junto a ese concepto de que el dolor es vertical, que se hace cuesta arriba, en consonancia con el concepto de felicidad, que consiste en que estar contigo es tocar el cielo, y verlo todo en una nube del color del cielo, y que al bajar a la tierra la caída no es dolorosa, porque toco con los dedos el agua del mar.
Veremos qué pasa cuando acabe la alegría.
Por eso en el tercer día de la conmemoración de la alegría, se conmemora el perdón, el olvido en aras de un futuro mejor, el conformismo, de nuevo el conformismo ( y hasta me conformaría con ser sólo amigos ), mientras los distritos se dividen en diez, y a cada individuo se le dice dónde debe vivir y por qué. Veremos qué pasa con el corazón elástico de cada cual cuando acaben estos siete días de la alegría.
De momento, aunque dicen que no se le pueden poner vallas al campo, la Casa Musical se los ha puesto, y cada habitante de Las Mejores Canciones, mientras está de fiesta y no piensa, ha sido asignado a un distrito determinado, sin posibilidad de cruzar la valla. Les falta poner diques al mar, pero qué más da si nadie puede cruzar a nado sin que las olas de la mala conciencia lo fulminen hasta quedar flotando sobre sus propias esperanzas.
Veremos qué pasa cuando acabe la alegría.

MADRE TIERRA (OYE): Chayanne

Día II.
Para el segundo día decretado por la Casa Musical de Alegría General, los dirigentes escogieron a Chayanne, un tipo que si bien no despierta tantas filias sexuales como Adam Levine, dice otra universidad de nosédónde, que es el hombre que más pondrían de acuerdo a madres e hijas en un hipotético y futuro rol de esposas y suegras. Nada más y nada menos que 24 discos lleva ya el puertorriqueño a sus espaldas, y prácticamente no se le ha desdibujado la sonrisa.
 
                                                               
Después de Humanos a Marte, ahora llega con un canto a la felicidad, al bienestar diario y en grupo que es una de las cosas que a los antisociales como yo, más nos deprimen. Pero como no hablo de mí, no le quitemos mérito al chico, que ha desplegado todas sus fuerzas esta semana para pasear en brazos de YouTube, su single Madre Tierra (Oye), una canción que se remonta en el tiempo a la cumbia de July Mateo en 1981, Margarita La Diosa, Sonora Dinamita, o Wilfrido Vargas, que popularizó otras canciones como Abusadora. La canción es el pistoletazo de salida para iniciar la gira del que hemos dicho es su vigésimo cuarto álbum, que lo llevará por toda América, y por supuesto a España: EN TODO ESTARÉ.
Madre Tierra ha sido grabado en Yucatán, y ha contado con la colaboración popular para todo este despliegue de alegría: objetivo conseguido.
  
Mientras se celebraban las fiestas de la alegría, y se honraba la tierra, las autoridades decidieron ofrecer seguros privados a la gente que acudía a los hospitales tras una borrachera, entregaron los bienes generales como la energía y el agua, a empresas privadas que dejaron de respetar en lo más básico a la madre tierra, y que se encargaron del precio de la luz o el gas. A más oferta, mejores precios, aunque la realidad distaba de la idea: las empresas se unieron en cárteles para acordar precios abusivos, especialmente en los distritos 5-10, donde eran más dependientes de la energía. Poco importaba. A la alegría le quedaban aún cinco días.