domingo, 20 de julio de 2014

LA CENA

Son las ocho de la tarde. Voy a empezar a arreglarme. Me he cortado y limado las uñas. El rojo es mi color favorito. Hay una parte de mí que me dice que es de putas, pero tú no le das credibilidad a mi discurso, así que opto por creerte y me pinto mis veinte uñas de rojo intenso. Me he alisado el pelo, y me lo cepillo ligeramente observando cómo el lavabo se puebla de pelos que se han ido de casa como mi hija Laura. Con un poco de esfuerzo me meto en mi vestido negro con detalles rojos como la caperuza de la del cuento. Estoy lista, sólo me faltan mis tacones rojo puta, pero ésos me los pondré cuando David toque el timbre. Ding dong, sonará y verá cómo he dejado la mesa.
Son las ocho y media. Cuando me pongo nerviosa, no sé cocinar, así que he tenido que hablar con Yamir, un excelente cocinero indio que trabaja en el Doner Kebab de abajo. Sí, el mismo que hace que mi piso huela siempre a comida, el culpable de que yo siempre tenga ganas de comer, y por ende, el mismo culpable que ha provocado que tenga que bajarme la cremallera de mi vestido negro antes de que reventemos los dos. Yamir es un cocinero excelente. No está valorado en ese Doner Kebab. Le he pedido que me haga de todo, pero que no me traiga los envoltorios del establecimiento, para que David no tenga dudas de que fui yo la que se pasó media tarde en la cocina. Yo le he dicho a Yamir que se presente a Master Chef, que seguro gana, y montamos un restaurante más cerca de la playa, con más caché, yo haría de pinche o lavaplatos. De la ensalada me encargo yo, de los biscotes con salmón ahumado también. Lo sé. No tengo mérito. He aprovechado que he ido a mear para revisar el anillo vaginal que me recomendaste. No me convence, pero en fin, no sé si debería hacerte caso en todo, guarra que eres una guarra.
Son las ocho cuarenta y cinco. Estoy encendiendo las velas, pero tendré que cerrar el balcón, porque como entre una ráfaga vamos a salir ardiendo todos, hasta los del Doner de abajo. Ya me he puesto los tacones rojo puta, qué bonito se ve todo desde las alturas. Estoy empezando a ponerme cachonda. David es enorme. Esta mañana he cambiado las sábanas y les he puesto el mismo suavizante que tú utilizas. Pero no sé, algo me dice que no va a salir bien, desde que Gustavo me dejó, ha sido imposible recuperar la confianza de María, de Inés, y de todas esas mujeres de las que me hablas.
Ocho cincuenta y cinco. Me he sentado en la mesa. Supongo que eso de la puntualidad británica consiste en que el invitado llega a las en punto de la hora acordada. Bien, le quedan cinco minutos para que devoremos estos dürums variados y nos bebamos el Rioja de ocasión. He estado fantaseando con que de repente me enamoro, y le digo que se quede aquí a vivir, no sé de qué viviríamos, si están a punto de quitarme la casa. Bueno, no hay mal que por bien no venga. Si nos mudamos, dejaré de soportar este olor a kebab que sube constantemente a mis glándulas pituitarias y que me hace ir a la nevera catorce veces por hora. ¿Se puede comprar el amor? David es un tío cariñoso que podría acompañarme el resto de su vida, o mejor el resto de la mía (él debe morir antes, que para eso me saca un lustro). Comprar el amor no sé, pero los créditos de la universidad sí, que no veas lo caros que me salen los créditos de mi Laura. ¿A cuánto está el crédito señores? ¿Quién da más? Y ella sin enterarse de que los he pagado con la tarjeta de crédito de Cetelem, que sigue ofreciéndome el oro y el moro. Algún día voy a tener que fingir mi propia muerte para pagar todas mis deudas. O si no, que me lo pague tu Raúl, que tú sí que has encontrado la gallina de los huevos de oro, nunca mejor dicho, jo, jo, qué poco ingeniosa soy cuando estoy nerviosa. ¡Las nueve! ¡Las nueve! Sé que no es educado, pero voy a darle un buen trago al Rioja antes de que llegue el invitado, y así me pongo los tacones rojo puta. ¿No dicen que un poco de vino favorece la circulación?
Son las nueve y un minuto. Voy a mandarle un whatsapp a David a ver si se ha confundido de calle. Ding-dong. No hace falta. ¡Pero Yamir! ¿Qué haces aquí? Que no, que no, que no quiero nada más, que todo está muy rico, pero no debes aparecer por aquí esta noche. Ay, pobre, si es que no entiende bien el español, y no me voy a poner a explicarle que mi invitado no debe saber que no fui yo quien cocinó. Qué raro. Mi mensaje sólo tiene un check. Se habrá quedado sin cobertura. ¿No dicen que ya no se paga tanto por el roaming?
Son las nueve y media. He llamado al teléfono de David y lo tiene apagado o fuera de cobertura. Aquí estamos mis tacones rojo puta y yo probando los dürums de Yamir, que ni cocina tan bien, ni debería presentarse a Master Chef. Ahora entiendo por qué no sale de ese Doner.
Diez de la noche. Me cago en la cobertura de Jazztel y en la madre que lo parió. No me he separado del teléfono y sin embargo David me ha dejado un mensaje de voz en el buzón. Voy a escucharlo. "Lo siento, Sonsoles. Eres una mujer estupenda, pero no puedo ni debo enamorarme. Perdona mi cobardía."
Diez y media de la noche. Ya me he comido todos los dürums. Mi barriga está a punto de explotar y he tirado mis tacones rojo puta por la ventana. Mañana mismo voy a mi ginecóloga para preguntarle si me puedo quitar el anillo vaginal antes de tiempo. Tengo que tener una charla con Yamir a ver qué coño le ha puesto a los dürums.
                               


 
 

SUMMER: Calvin Harris

El verano, para muchos, puede ser recordado en los mismos términos que un suspiro. Quizás no tanto por su brevedad en el tiempo, sino por la sensación subjetiva de que pasa rápido, porque muchos no queremos que pase, y también porque aunque venimos huyendo de la rutina, establecemos casi sin darnos cuenta una rutina nueva, esta vez confeccionada a nuestro antojo: desayunar tarde, bajar a la playa o a la piscina, volver a comer, dejarnos invadir por el sopor de la tarde o la sobremesa, volver a la playa o a la piscina, o comernos la noche creyendo que los placeres son y van a ser infinitos.
                                    

Puede que sea el mero hecho de estar viviendo una realidad que no es la nuestra, la que nos lleve a mutar sensaciones y sentimientos que no son reales, y que nuestra vida no está dispuesta a acomodar cuando nos vistamos con más prendas. Pero en ese momento, en plena canícula, en los días en que los cielos siempre son azules, la sensación, sea temporal o no, se tiene, que es lo que cuenta.
De esa mutación nacieron amores tan grandes como para escribir la canción más bonita del mundo,
                               
seguro que tú también capturaste una historia en tan sólo un segundo, y quisiste reencontrarte cincuenta años después, porque confundiste el instante con la eternidad, o sientes ubi sunt, que las cosas más importantes de tu vida, se quedaron en el pasado. A veces puede que sea simple obcecación, y lo único que quieres demostrar que este loco de poco se olvida...
En el caso opuesto, la memoria a corto plazo, la de pez mosquito, gana por aplastante mayoría. Ganaron los si-te-vi-no-me-acuerdo, los flashes a las eternidades, y sólo algunos confundimos palabras al aire con contratos de por vida. Vencieron los sólo-aquí sobre los apostemos-por-un-punto-intermedio. Los que tienen memoria de pez salieron ilesos y con la conciencia intacta. Los aspirantes a conservar sensaciones en recuerdos enlatados, como mínimo nos quedamos bizcos después del flash. 
Y de tanta brevedad, se nos hicieron cortos los veranos. Las canciones, en consonancia siempre con la experiencia, por muy largas que sean, han de contener poco y conformarse de un estribillo repetitivo y plácido para los sentidos, cómo si el verano, al final, pudiese resumirse en un instante. Fíjate como David Tavares hace alusión a un momento, y a la vista y al olfato en su AMOR DE VERANO.
   
Calvin Harris hace algo parecido, aunque para los expertos en música electrónica supongo que sin parangón. Para mí no. Se dedica a repetir un estribillo que supongo no nos va a importar balbucear el resto de nuestras vidas, por repetido  y pegadizo.
WHEN I MET YOU IN THE SUMMER
CUANDO TE CONOCÍ EN VERANO
TO MY HEARTBEAT SOUND
AL RITMO DE LOS LATIDOS DE MI CORAZÓN
WE FELL IN LOVE
NOS ENAMORAMOS
(y aunque te parezca que todas las canciones dicen lo mismo, en las canciones de este siglo, uno no se enamora sin que también lo hagan de él, y menos Calvin)
AS THE LEAVES TURNED BROWN
MIENTRAS LAS HOJAS SE PONÍAN MARRONES
(fijaos en la temporalidad del asunto)
AND WE COULD BE TOGETHER BABY
Y PODRÍAMOS ESTAR JUNTOS, CHICA
AS LONG AS THE SKIES ARE BLUE
MIENTRAS LOS CIELOS SIGAN AZULES
Ahora la conjunción "as long as" refuerza la condicionalidad de este amor que no podrá sobrevivir a septiembre.
YOU ACT SO INNOCENT NOW
ACTÚAS DE FORMA TAN INOCENTE AHORA
BUT YOU LIED SO SOON
PERO MENTISTE TAN PRONTO
No le tengas en cuenta la mentira. No fue a propósito, porque de hecho, entonces, estaba confundiendo un instante con toda una ... (te lo sabes).
                                        
   Hablando de él, desde luego, las mejores canciones de Calvin Harris para mí son en las que él mismo le pone su voz de británico macarra, ¿te acuerdas de Feel so close?
   
Por cierto, esta noche, Sonsoles, que lleva unos días soñando ser la chica de Ace of Base, o Inés, o La flaca, o cualquier María que sea capaz de dar más pasitos "palante" que "patrás", tiene un plan estupendo. Consciente de lo pasajero que es el verano, se ha dejado convencer por Lourdes para que invite a cenar a David (deivid), un británico que Lourdes tiene como vecino sólo hasta el veinticinco de julio.
- ¿Y por qué tengo que invitarlo yo?
- Así te verá como una mujer moderna, tonta.
- Acabáramos.
- ¿Qué te vas a poner? Ponte aquellos tacones que te compraste en Zara el año pasado para la boda de tu primo y que al final no te atreviste a ponerte.
- Parecía una puta con ellos.
- Qué va. Eso lo dices tú. Póntelos, que ya sabes que mide casi dos metros el tío.
- Ya veremos, lo mismo lo recibo en bragas y así acabo antes.
- Cuéntamelo todo.
- Sí, pero no te alejes demasiado. Lo mismo tienes que llamar a los bomberos.
Ni se te ocurra perderte esta noche el Summer Love de Sonsoles que le narrará a su amiga Lourdes casi en directo entre las nueve y las diez de la noche...
                                                         

viernes, 18 de julio de 2014

ELLA LO QUE QUIERE: DKB feat. Abraham García y Panorama

La mujer que inició sus andanzas con esta canción está abocada a llevar una vida en solitario:
She leads a lonely life

Una mañana del verano de 1992, se despertó tarde, acababa de comenzar su luz y su día, abrió sus ojos y pensó, oh, vaya mañana...
 
Oh, what a morning!
 
No era un día para ir a trabajar, sólo para coger el sol, para tumbarse en la playa y divertirse. Y va por ti.
 
She's going to get you
 
Porque... todo lo que ella quiere es otro chico. Mañana se va, y todo lo que quiere es otro chico.
Así que si estás a la vista, y es el día apropiado, ella es la cazadora, tú eres el zorro, la voz amable que te va a hablar no va a estar ahí siempre...
 
Estaba de veraneo, ¿no crees? Pasando unos días en la playa como los chicos de Verano Azul pero en versión +18.
 
Es una noche para la pasión, pero la mañana significará la despedida. Cuídate de sus ojos llamativos, porque te va a atrapar...
 
She's going to get you
 
Una canción de culto para los que añoran el dance de los 90, que puso al grupo sueco Ace of Base en la cima del mundo musical.
 
 
Aunque el vídeo no es excesivamente vistoso, supuso una internacionalización de todo lo que una mujer liberada de culpas, dimes y diretes podía hacer con su cuerpo. Exactamente lo mismo que los hombres llevaban siglos haciendo. Visto de otro modo, tener en brazos a aquella mujer, pudo ser igual el nacimiento de la mujer perfecta en el que todo hombre pensaba cuando en verano la realidad se desdibujaba entre noches cortas y ausencias de deberes. 
                                Quién no habría dado cualquier cosa por un beso de La Flaca, aquella mujer sólo con (sobre)nombre que bajaba a la tasca a tomar y tomar, y sobre todo a bailar y bailar, que se vivía mejor durmiendo de día y bailando de noche porque así podía engañar el hambre. La mujer de Jarabe de Palo era una tremendísima mulata con cien libras de piel y hueso, y cuarenta kilos de salsa, pero lo que despertaba en todos era el deseo del...

BESO.
 El beso no dado, el beso a destiempo, el beso en el aire, el beso a hurtadillas, el beso en el rincón, el beso perdido, el desesperado, el beso fugaz que se hizo eterno, el beso eterno que siempre nos pareció fugaz, el beso de amor, y el amor de beso, el beso que creí darte, cuando te tuve tan cerca.
Hubo veranos en que la mujer perfecta por fin, aparte de ya tener sobrenombre (Inés) se hacía más tangible, e incluso hubo quien pudo quitarle las bragas y tirarlas sobre el ventilador. Año 2000.
                            
Bien podía llamarse Inés, aunque nombres no iban a faltarle, preferentemente María, como la de Ricky Martin, la (ave) María con la que un triunfito llamó a las puertas del mundo en el año 2002, o la María de Blondie, a la que verla, you've gotta see her, era más que una obligación.
                               
Hay veces en que esta mujer deseada y volátil ha cogido caminos difíciles, y alguien se ha detenido a hacerla reflexionar, preguntándole dónde piensa dormir esta noche.
                                 
Y finalmente volvió la mujer de 1992, la que se fue de caza y esta vez encontró un chulo con mucho dinero, la que se las prometía felices pero supo decir basta desde el momento en que detectó un se-me-olvidó, un ahora-no-puedo, un no-tengo-tiempo, un despiste, o un no-sé-qué-no-sé-cuánto. La que sabe que se va a ir, porque en definitiva, sabe bien que está abocada a la soledad.
 
She leads a lonely life ... lleva su vida en soledad
 
 
 
 
Sí, ya lo sé, probablemente te proclames anti-reguetonero/a y tengas ciertos prejuicios con este tipo de música, pero dale una oportunidad aunque sea para escucharla en clase de batuka, y no te espantes con el presentador. Son DKB en colaboración con la orquesta Panorama, y Abraham García, porque en definitiva, es la misma mujer, que este verano lo que quiere es reguetón y mambo pa´estar gozando.
 
                             

martes, 15 de julio de 2014

SUITCASE: Mary J.Blige

Mary J.Blige ha sido la encargada de ponerle banda sonora a Think Like A Man Too, la última película de Tim Story que protagonizan Kevin Hart y Gabriella Union.
Suitcase  (maleta) es el primer single de su decimosegundo álbum, que lleva el mismo nombre que la peli.
Vamos a empezar ya con la canción, en la que un piano constante y palmadas (otra vez, si me voy...) y los sintetizadores (Cher, no digas nada, por favor) son la base para que la cantante exprese sus ganas de huir de una relación que mi exadmirada Lucía Etxebarría denominaría "tóxica". Así que si lo que necesitas es huir de una relación que no te va a hacer demasiado bien, estate atent@ porque en ella vas a encontrar el punto exacto de valentía en el que una mujer dice "basta". De hecho, fíjate qué curioso, si exceptuamos algún hombre, como lo hace Luis Fonsi, en este blog hemos visto una aplastante mayoría que tienen que decir "adiós" con mucho dolor. Compara la alegría de él al irse, con el dolor de ella... ¿cuestión de sexo? Él ...

Ella...
                               
                                                          
                
 
    
 
No hace falta que te diga que la última es Shontelle, la que cantó antes el famoso Impossible de James Arthur.
Y si seguimos con estadísticas, te podría incluso decir que este tipo de canciones en la que una mujer dice "hasta aquí hemos llegado", podríamos decir que suele ser una mujer entrada en los treinta, y que es de color. ¿Cuestión racial?
Se pregunta Mary J. Blige qué ocurriría si se hiciera cargo de estas cicatrices y las ensuciara. ¿Conseguiría un nuevo corazón? Brand new heart es una expresión parecida a Brand new me, ¿te acuerdas?
¿y funcionaría de nuevo el amor?
Si me sigues hiriendo, voy a tener que alegar locura, porque todo lo que hay en mí me dice que me vaya. Porque no puedo seguir llorando cuando te veo, y estropeándome de paso el maquillaje (importante!!!! y es en serio, importante porque empezar a echarle frivolidad a la tragedia, es como empezar a echar agua a un fuego que nos está quemando), pensando que vas a cambiar. (éste es el motivo por el que siempre aguantamos, porque le damos mil oportunidades a quien pensamos va a cambiar, y no podemos cambiar lo incambiable, impossible!!)
Empiezo a guardar secretos (me fijo en otros? pienso en cómo sería mi vida con o sin?). Tengo mi corazón hecho pedazos. Estoy a punto de levantarme e irme. AQUÍ, AQUÍ!!!! Si llegas a este punto, tiene que ser en serio. Si te vas a ir, no lo hagas como una amenaza, que sea de verdad, porque si lo haces para ponerlo a prueba te vas a volver tan desesperada como ella...
                                
Lo de anunciar tu ida es bueno, anunciarlo muchas veces, muchas, muchas, incluso hacer una narración en directo, instantánea, ya me voy, ya me voy, ya me fui !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! porque el hecho de vocalizar lo que estás haciendo te va a dar mayor valentía...
 
 Despertarás por la mañana y descubrirás que ya me he ido. Tengo un ticket de ida y ésta es mi canción de despedida, y cuando estés intentando explicártelo, yo estaré cerrando mi maleta. 
Chico, lo tenías todo (bien hecho, otra manera de apagar el dolor es queriéndote mucho, valorándote). Nunca pensé en otro hombre.   (por supuesto, que nadie te haga sentir culpable de lo que estás haciendo).
Te di tanto control sobre mí (es lo que tiene el amor...) Tu amor me estaba haciendo daño. Si no me voy, vas a dañarme cada vez más.
Un pie fuera de la puerta (venga! ya casi lo has conseguido!!!). No me vas a hacer más daño (momento Pantoja). Voy por mi camino. No hay razón para que me quede (no, no, no) . 
Porque finalmente he visto la verdad (Platón salió de la cueva, y el resto de los humanos también hemos aprendido). 
Se siente una tan bien al no quererte...
¿Ves Sonsoles? Ella se fue. Aunque no lo parezca, hay una gran diferencia, porque yéndote de aquel lugar, los fantasmas no volverán a aparecer. Enhorabuena. ¡Lo conseguiste! 
Suitcase, Mary J.Blige...             
 

Y ahora que te has ido, no vayas a hacer tonterías, bórralo del Facebook, y si tenéis demasiadas cosas en común, no vayas a ponerle indirectas, si acaso, hazle un selfie de piernas, que ya lo sé, es horrible...
   ... pero expresa algo así como " estoy aquí tan a gustito"; eso sí, ni se te ocurra estar esperando a que le dé un "me gusta".
Como si esto fuera un programa de cocina, voy a repetir (sucintamente, jeje) los pasos dados:
- Pensar en los pros y en los contras. (los contras ganarán por aplastante mayoría).
- Pensar en el momento oportuno para decir adiós (algo parecido a lo de quitarte de fumar, señalar un día en el que estarás fuerte, preferiblemente que no sea ni domingo ni lunes, esto me lo dijo Garfield).
- Quitarte las culpas de la espalda. Mochila llena de futuro y vacía de pasado.
-  Una pizca, un buen puñado de amor propio.
- Un adiós bien dado, sin retornos.
FIN
pd: no es cuestión de sexo ni racial, es un asunto que nos afecta a todos por igual.         


domingo, 13 de julio de 2014

MUNDIAL BRASIL 2014

Esta noche (por fin) acabará el Mundial de Brasil 2014, uno de los que más intensamente he vivido a pesar de la temprana e inesperada (para mí) eliminación de España. Hay cosas que, por repetirse de manera cíclica, suelen olvidarse. De hecho yo ya ni me acordaba de contra quién jugó España sus últimas finales de Eurocopa. Por eso, para que no se me olviden ciertas cosas, he recogido varias imágenes de la red que puede que con el tiempo se olviden, o no.
Los primeros, seguro, de los que siempre me acordaré, serán de los que pasaban por allí..
 
                                    

De las revelaciones, que siempre son síntoma de que cosas buenas y nuevas están por llegar...


                            
 
De la fe (sin tilde)...
 
                          
 
De cuando la Cenicienta se negó a volver a casa a las doce...
 
 
Del ángel caído...
 
 
 
De Drácula...
 
 
De los grandes nadadores que siempre se quedan a las puertas...
 
 
Y sobre todo, sobre todo, de los malos anfitriones que el público de Brasil fue con muchos de los países que pasaron por allí. En especial, claro, hablo de cómo nos abucheaban y nos abuchearon incluso estando ya eliminados en el partido contra Australia. Quizás les faltó ese lema tan importante en el deporte que consiste en alegrarte de tus propias victorias, no en las derrotas de los demás. ¿Alguien se imagina a los seguidores de Rafa Nadal mofándose de una derrota de Djokovic?
Por eso, lo siento, creo que la imagen que siempre se quedará en mi retina será esta...
                              
 
Alguien debería haberle dicho que cerrara un poco la boca, o que le pusiera una rayita a la eñe. Aunque tampoco le importaría mucho cuando llegó esto:
video
 
Pero bueno, digamos que musicalmente hablando ya nos hemos hartado del La la la de Shakira, de la Vida de Ricky Martin, y del We are one, the Jennifer López y Pitbull, que hoy cuelgo, porque hasta ahora no los había puesto (castigado por mal gusto en la ceremonia de inauguración).
                          
Todas o casi todas las canciones que popularmente se hacen llamar canción del verano, han intentado pasearse por sambódromos y estadios. Hasta nuestro Enrique Iglesias ha grabado en portugués!!!
                          
Pero si hay una canción que no estaba en el protocolo de este mundial, es una que dice así: "Brasil, decime qué se siente, tener en casa a tu papá. Te juro que aunque pasen los años, nunca nos vamos a olvidar... que el Diego te gambeteó, que Cani te vacunó, que estás llorando desde Italia hasta hoy. A Messi lo vas a ver, la copa nos va a traer; Maradona es más grande que Pelé..."
Y aunque la letra es muy original ¿?, no pienses que la melodía es nueva, pues está inspirada en la canción Bad Moon Rising, del grupo Creedence Clearwater Revival. Ya ha sufrido unas veinte versiones diferentes, y eso es lo bueno de la música, que sabe reproducirse como pocos entes abstractos...
                          
Esta noche, el espectáculo musical, futbolístico e incluso político (veremos a Cristina, la presidenta, ponerle cara de perro a quien ya la tiene, Merkel, porque claro, ella está enfadada con el mundo desde que enviudó, por eso es presidenta, ¿no?) será para no perdérselo.
 Yo por supuesto voy con Argentina, que para eso es el tercer país que más se asoma a este blog ;) pero ya sabéis que no doy ni una... así que... ¡que gane el mejor!